El sofá es una pieza fundamental en cualquier salón o sala de estar. Diseñados para el descanso, nos encontramos ante un artículo que, además de decorar el espacio, sirve para esas paradas que hacemos en el día o el momento de la noche antes de dormir. Con todo a su favor, es importante que lo escojamos bien antes de comprar.

De diferentes colores, en ocasiones ese tono que tanto nos gusta no es necesariamente el que va con nuestro salón e incluso, puede molestar a la vista. Esto, que principalmente se debe al forrado de la tela, es un detalle que debemos tener en cuenta y sobre el que hay que trabajar largo y tendido.

¿Cómo podemos escoger el color del sofá?

El color del sofá tiene que ir según las necesidades del hogar, el tipo de salón que tenemos y cuáles van a ser los usos que le demos a este elemento. Lejos de ser un artículo decorativo, conviene que se sigan una serie de indicaciones con las que vayamos sobre seguro a la hora de hacer la compra.

Para los espacios reducidos, tonos como el beige, los colores pastel o el gris claro son ideales puesto que dan una mayor sensación de amplitud pero, ¿qué ocurre para los espacios grandes o sino sabemos expresamente con cuál hacernos? A continuación, para que no te pierdas, te dejamos con una serie de consejos:

Luminosidad

Dependiendo de la cantidad de luz natural que entre por nuestro salón, podremos hacernos con sofás de tonos más o menos claros. Los beige y pastel, al igual que para el tamaño del habitáculo, son para espacios pequeños mientras que en sitios donde hay una importante luminosidad sí que podemos meter negros o grises oscuros.

Sentido de lo práctico

Un sofá, además de bonito, tiene que ser práctico. El color, por extraño que nos parezca, forma parte de todo aquello que podemos hacer (o no) con el artículo. Para una pareja con hijos o que tiene mascotas conviene que los tonos sean más oscuros mientras que aquellas personas que están solas sí que podrían optar por colores claros.

Material de fabricación

El material con el que se ha fabricado la tela del sofá también influye en el color y la forma en la que se hace este elemento. A pesar de que hoy los tejidos se pueden pintar de cualquier tono que queramos, si estamos interesados en tipos de terciopelo o en estampados como el rosa pastel o el verde botella el proceso suele ser diferente.

Estilo decorativo

La línea de decoración que queramos seguir en nuestro salón es algo fundamental a la hora de escoger ese sofá en el que nos vamos a sentar por las noches. Mirando los muebles que tenemos y la manera en la que están colocados, podremos dar con tonos pastel que nos gusten o ejemplos más oscuros.

En este punto, si lo que buscamos es algo que vaya con todo, nada mejor que el estilo nórdico o industrial. Básicos como ningún otro, suelen ser muy prácticos, combinables y bastante agradables a la vista. Así, con todo lo que nos hace falta para sacarle el mayor partido, seguro que tú también agradecerás haberte parado a pensar cuál era el mejor.
En sofasvalencia contamos con sofás de todos los colores para que en tu salón esté ese que tanto te gusta y tan bien va con aquella nueva estantería que compraste. Con estampados muy distintos, nuestros fabricantes conocen las mejores técnicas para que no solo tengas un elemento decorativo de interés sino ese sitio en el que te apetece dormir la siesta o ver una película antes de dormir.

The post La importancia del color para tu sofá appeared first on Nordic Treats.

©

You may also like